Nos presentamos

Revista Corona Latina se reinventa sin el “revista”: ahora es sólo Corona Latina, nombre que le cae como mitra al ‘che’ Papa a nuestra aspiración de encumbrarnos, enmitrarnos y/o coronarnos entre las webs en español dedicadas a la venta de objetos antiguos, raros, artísticos o coleccionables, amén de uno que otro extra para redondear el presupuesto. Cerramos la revista de papel, tras seis años de servir al área de Riverside (CA), y la web de cine, que le sobrevivió casi dos añitos más, porque la publicidad no compensaba el trabajo del carajo que ambas nos daban.

En los tiempos de la revista y de la web de cine, nos llovían los elogios: «¡Qué bonito que escriben!¡qué agudeza!, ¡qué cacumen!», y una que otra crítica: «¡Qué cabrones!, ¿adónde tienen el cerebro, en las pelotas?», mas ocurre que de elogios y pequeñas censuras no viven los humanos y las humanas. Y nuestra menesterosa barriga decidió hacerle golpe de estado a nuestro atocinado espíritu. En busca de una urgente revitalización, el susodicho estómago se propuso reorientar www.coronalatina.com hacia algo que atraiga al vil metal, que no compra la felicidad pero alcanza para reconfortarnos con un Maserati Quattroporte. Y pensó y pensó –porque el mondongo piensa, en especial cuando anda hambriento– y barajó posibilidades: videojuegos, pornografía, casino virtual, alcahuetes online (eso de juntar huérfanos de amor con huérfanas de ídem), redes sociales, etc. Finalmente, tripas y nosotros (nos presentamos: Janet & Lelio) nos decidimos por la opción del e-commerce. Why? Por la sencilla razón de que tenemos la casa llena a reventar de preciosas cositas compradas o heredadas, coleccionadas a lo largo de cinco décadas o adquiridas online novelera y compulsivamente en los últimos dos o tres años. What for? Volvimos a preguntarnos y decidimos que, como baby-boomers jubilados y próximos a la entrega oficial del equipo, de nada nos sirve atesorar tanta cosa bonita que no podremos contrabandear pa’l otro lado, en el supuesto de que haya luz al fondo del hueco.

Nosotros, a los pies del Coliseo romano, donde los gladiadores se agarraban a pañuelazos y los cristianos les daban de comer a los desnutridos e indefensos leoncitos y tigrecitos
Nosotros, a los pies del Coliseo romano, donde los gladiadores se agarraban a pañuelazos y los cristianos les daban de comer a los desnutridos e indefensos leoncitos y tigrecitos

Dicho lo dicho, decidimos venderlo todo e irnos a Europa de turisteo y de vida loquita hasta el límite de nuestra resistencia y/o del efecto del sildenafil, lo que llegue primero. La mera mera patatera es que no nos hizo falta venderlo todo para pagar los pasajes y ya fuimos a y volvimos del Viejo Continente. Visitamos Italia, Francia y España, la pasamos de película porno y ni llegamos al límite de nuestra resistencia ni nos hicieron falta las pildoritas azules. Ahora queremos visitar Grecia, Turquía, Israel y Egipto. Así que ya saben: compren nuestros tesoritos, no regateen por ellos y no nos manden cheques canallas porque tenemos el saludable hábito de consultar primero con el banco si tienen fondos. Si nos tratan de contactar y no nos encuentran (como nos pasó cuando estábamos en Europa), quiere decir que andamos por el Cercano Oriente o áreas circunvecinas. Téngannos paciencia y espérennos un poquitín, que estaremos de vuelta apenas se nos acaben la resistencia, el viagra o la plata, lo que llegue primero.

Nosotros en el pont Au Change de la capital francesa, delante de La Conciergerie (isla de la Cité).
Nosotros en el pont Au Change de la capital francesa, delante de La Conciergerie (isla de la Cité).

Explicado lo explicado, sólo cabe aclarar que esta web está dando sus primeros pinitos y apenas supera los 700 artículos a la venta, menos de la tercera parte de los productos que tenemos aún por investigar, justipreciar y subir a esta web para tu disfrute, deleite y visualización mental en tu sala, comedor, dormitorio, jardín o cualquier área de tu casa u oficina que quieras emperifollar bien chévere. Desistimos de darle a esta web una presentación al estilo de Etsy, Amazon, eBay o MercadoLibre porque ni somos copiones ni la necesitamos pese a tener la herramientas para ello: así como estamos vendemos lo suficiente para estar ocupados casi todos los días empacando y enviando lo que nuestros amigos y clientes nos solicitan. Pon ende, más importante es que te sigamos engordando nuestra lista de productos para que veas lo que hay, elijas lo que te gusta y lo pagues en la forma que acordemos, como hacen las personas honestas y que honran su palabra. Para quienes todavía no nos conocen, heles aquí nuestras fotos (arriba y debajo de estas líneas) y nuestra información de contacto:

Janet & Lelio Pacciardi (cubanita e italianazo, en su orden)

162 Bay Cir, San Jacinto, CA 92582

Tels. (951) 490 9911, (951) 642 4216

Correo electrónico: info@coronalatina.com

Nosotros en el puente de Rialto sobre el Gran Canal, en Venezia
Nosotros en el puente de Rialto sobre el Gran Canal, en Venezia

Hablamos español, cubano, mexicano, argentino, italiano y spanglish. A fuerzas, también un poquito de la lengua de Chéspier, por lo que nos perdonarás los pequeños gazapos que puedan deslizarse en las descripciones en inglés. Si ésta es tu lengua, te sugerimos que a la hora chingüengüenchona (o sea, la de pagar) uses un intérprete para evitar el mínimo malentendido.

Presentada una de las partes (nosotros), es nuestro deseo conocerte y confiar en ti, y puedes contactarnos por teléfono o correo electrónico. Si vives en el área del Inland Empire y zonas circunvecinas, también nos puedes visitar previa llamada telefónica para confirmarte que todavía estamos vivos, que tenemos lo que buscas y que te esperaremos en casa, a menos que ya estemos turisteando por el Cercano Oriente, que es nuestra próxima meta (las fotos que acompañan este soporífero bla-bla-blá nos las tomamos en Europa). Si escribes a nuestro email o nos ‘texteas’, nos reservamos el derecho de identificarte fuera de toda duda razonable a fin de evitar contratiempos como el del chequecito que aparece debajo de estas líneas, que nos llegó por correo físico –ni modo que espiritual– después de un montotón de mensajes de texto procedentes del (201) 731 6543, celular perdido o robado en Englewood, New Jersey. El cheque, como debes estar barruntando, es más falso que la inmaculadez de Paris Hilton.

No descartamos la posibilidad de intermediar productos de terceros en un futuro próximo, aunque seremos siempre nosotros quienes nos responsabilizaremos por cada transacción como si fuera nuestra. Mientras llega ese día y mientras afinamos las tuercas de esta web, te damos la bienvenida a CORONAlatina

 (fmdo.)

ItalyCuba

Post Scriptum No aceptamos pedidos por menos de US$30 (flete e impuestos excluidos), porque menos de eso no justifica el trabajo del proceso de envío, que otros cobran aparte: contestar dudas, preparar el(los) artículo(s) para su envío, empacarlo(s), cargarlo(s) y consumir gasolina y tiempo llevándolo(s) a la oficina de mensajería/paqueteríaNo pidas descuentos en los precios marcados como ‘no negociables’. . Si cometemos un error consignando origen, antigüedad o precio de un artículo, y lo detectas, no dudes en contactarnos para hacérnoslo saber y hacer las correcciones del caso. No somos ningunos sabiondos y aceptamos con argentina humildad toda la ayuda posible para armar una web a la medida de tus necesidades, especialmente si deseas echarnos una manito con los productos del apartado SOS!, ¡socorro!, help us! (y aiuto!, aiden!, helfen!, 911!, ER!, 帮助, , , 有用, 招待, 救命, 有帮助的人, 有助益的西, 帮手, 助手, 救命啊!)

 

Revistas

de papel

 

A pedido de 75,425 visitantos y visitantas virtuales, algunos originarios de la madrastra patria, ahí os van en formato electrónico tres ediciones de la revista CORONAlatina de papel. La primera que veréis es nuestro último ejemplar, y la última el primero, porque los primeros serán postreros, como dijo Mateo Leví, y viceversa, como tergiversó Mario Benedetti.

Os deseamos que disfrutéis hasta la locura la felicísisima lectura sin censuras de estas tres hermosuras.

DICEMBRE 2013 

ENERO 2013

MARZO 2008