La chica 'Corona' del mes

DICIEMBRE 2009

Todo sobre la Guzmán

Desde sus primeros pinitos artísticos hasta Único, pasando

por las desventuras de sus archifamosas nalguitas

Gabriela Alejandra Guzmán Pinal nació el 9 de febrero de 1968 en Ciudad de México. Tiene, pues, cuarenta y dos trajinados añitos, prácticamente los mismos que tiene como figura del espectáculo, pues de apena dos meses de nacida ya hacía su primera aparición televisiva en el programa de sus célebres padres, Silvia y Enrique (Silvia Pinal y Enrique Guzmán, para los despistados). A los cinco años empezó su entrenamiento artístico formal tomando clases de ballet, tap y jazz. Todavía adolescente acompañaba a su mamá en sus giras teatrales, participaba en televisión, hacía coros para bandas, etcétera, aunque su madre no le permitió involucrarse en ningún proyecto artístico a tiempo completo hasta terminar la escuela. Tras participar en novelas como Cuando los hijos se van y Tiempo de amar, a los 17 años intervino en la obra musical Mame al lado de su madre. Luego de esta experiencia decidió entrar en el mundo del canto, en el que ascendió hasta brillar con luz propia.

Su carrera musical
El productor español Miguel Blasco le brindó la oportunidad y le produjo su primer álbum. Alejandra debutó en el programa de televisión Siempre en domingo de Raúl Velasco con su disco Bye mamá, cuya canción La plaga puso a bailar a medio mundo desde la Patagonia hasta los Pirineos, al otro lado del charco. Con ese triunfo inicial Ale arrasó con todos los premios y reconocimientos habidos y por haber, y fue nombrada Revelación del Año. Su segunda producción se tituló Dame tu amor y fue una colección de las mejores canciones de los inicios del rock. La jovencita de los movimientos sensuales, la voz ronquita y las audaces minifaldas entraba por la puerta grande a la época dorada de este género musical, cuyos seguidores rápidamente la encumbraron como la Reina del rock.

En 1990 grabó Eternamente bella, que superó todos sus éxitos previos con temas como el que tituló el disco y Ten cuidado con el corazón, que la lanzaron a una extensa gira por toda América. Ese mismo año debutó en el cine con la película Verano peligroso, que batió récords de taquilla. Al año siguiente lanzó su cuarto disco: Flor de papel, más rockero que nunca y con más singles

posicionados en las listas latinoamericanas de popularidad. Ale siguió cantando con su habitual energía hasta cuando quedó embarazada, aunque a los cinco meses de gestación se retiró a un prudente descanso hasta el nacimiento de su hija Frida Sofía, en marzo de 1992. Su ausencia de los escenarios no duró ni un año, pues la diva regresó presentándose en el programa Iberoamérica va con energías de colegiala. En 1993 estrenó nuevo disco (Libre), nueva disquera (BMG) y nuevo look, y al año siguiente volvió a la carga con su sexta producción, Enorme, que no hizo más que confirmarla como la indiscutible Reina del rock y fue motivo de nuevas giras por Latinoamérica y Estados Unidos. En 1995 dio su primer concierto en Europa (Barcelona) y cantó en el festival Viña del Mar. Un año después lanzó Cambio de piel con éxitos como Toda la mitad, Ven, Guerra fría y una composición de su autoría: Larga distancia de ansiedad, que dedicó a su hija Frida. En 1997 grabó “en vivo” el disco La Guzmán, que es una colección de viejos éxitos con

algunas canciones nuevas. Sus siguientes producciones fueron Algo natural (1999); Soy (2001, bajo el sello BMG US Latin); En vivo (recopilación grabada durante su presentación en el Auditorio Nacional en 2002); Lipstick (2004), que incluye un tema en inglés; Indeleble (2006) y Fuerza (2007). En 2008 recicló su disco previo con Fuerza, edición especial, que no añadió gran qué al Fuerza original aunque le produjo alguna feria mientras preparaba su siguiente producción, Único. Esta última se realizó en Londres en agosto de 2009, y contó con la colaboración de Paty Cantú, Mario Domm (Camila) y José Luis Pagan (Soy sólo un secreto), aunque la mayoría de los temas son de la autoría de la propia Alejandra. Al mes siguiente, calentando motores para el lanzamiento mundial del disco, presentó su primer sencillo, titulado Mentiras piadosas, en la Feria Nacional de Zacatecas. En un santiamén, el tema se convirtió en un hit radial en toda Latinoamérica, aunque justo por esos días estallaba la bomba de tiempo que llevaba inoculada en las nachas, de la que hablaremos más adelante, por la que debió suspender todas las presentaciones que tenía programadas.

Ale exhibe su premio Lo Nuestro (2009)
Ale exhibe su premio Lo Nuestro (2009)

Premios y reconocimientos

A lo largo de su carrera, la Ale ha recibido un montotón de galardones, empezando por los Discos: de oro por Bye Mamá, Enorme, La Guzmán, Algo natural y Único; de triple oro por Libre; de platino por Fuerza; de oro y platino por Dame tu Amor, Soy e Indeleble; de oro y doble platino por Flor de Papel y de oro y triple platino por Eternamente Bella. También ha recibido el Latin Grammy Award en la categoría ‘Best rock solo album’ por Soy (2002), el Reconocimiento de la industria discográfica por los más de 8 millones de discos vendidos durante su carrera (2006); los premios Oye! por el ‘Álbum del año’ (Indeleble) y como ‘Solista femenina’ (2006); los reconocimientos ASCAP Latino en EEUU en la categoría ‘pop ballad’ por la composición de los temas Volverte a Amar (2006) y Soy sólo un secreto (2009); el galardón La Luna del Auditorio Nacional en la categoría ‘Best live latin rock performance’ (2006), el premio Telehit como ‘Mejor cantante de rock pop’ (2008), y el premio Lo Nuestro por su trayectoria en 20 años de carrera artística (2009), junto al que se le otorgó el galardón extraoficial aunque unánime a la peor vestida de ese evento.

Tattoos y destapes

No llevaba mucho de iniciada su carrera como cantante cuando empezó otra carrera paralela: la de tatuarse todo su hermoso cuerpo, afición que parece un tantito adictiva. El primero se lo hizo a los 24 años allá donde termina la espalda, y se hizo famosísimo tras el total destape de su derrière para la revista Man. La prensa rosa, que para todo tiene explicación (y si no la tiene la inventa), nunca pudo entender qué representaba el dichoso tattoo: si era la Excalibur, si era una daga medio gótica o alguna señal esotérica. Una docena de nuevos tatuajes siguieron al primero, todos repartidos por su antes gloriosa anatomía, que hoy más que de una diva parece de un marinero o de un prófugo de la ley: un par de alas de ángel y el símbolo del yin y el yang en el

El sol que arruina el precioso tobillito de la cantante...
El sol que arruina el precioso tobillito de la cantante...

bajo vientre, una mariposa en un hombro, un brazalete de monitos (chiapanecos, para más detalle), un escarabajo en el anular de la mano derecha, un sol en un tobillo, una F en el cuello, debajo de la oreja derecha (en honor a su hija Frida), un dibujo en tinta blanca en el brazo derecho, que representa una corona celta, etcétera. En el mundo de la farándula, donde las artistas compiten por destaparse en las revistas para caballeros libidinosos, enseñar el trasero no tiene ninguna originalidad. Lo novedoso fue el tatuaje estratégicamente localizado en el patio trasero de la diva, un arma blanca pintada con negro indeleble, cuyo significado, como ya se dijo, generó apasionadas polémicas. Tras muchos años de debates y controversias, CORONAlatina descifró el misterio: es la espada de Damocles señalando un recorrido visual mortífero para el músculo cardiaco masculino. Y punto y coma.

Además de ser la pionera en eso de garabatearse el cuerpo, la Ale también se les adelantó a las exhibicionistas, como la Spears y la Jackson, en aquello de mostrar bajo la microfalda o por encima

...y la daga que apunta a sus nachas (lo que no se ve lo cortó el mojigato de nuestro editor)
...y la daga que apunta a sus nachas (lo que no se ve lo cortó el mojigato de nuestro editor)

del maxiescote lo que nuestros poco castos lectores están pensando. Lo curioso es que en cierto momento de su trayectoria artística el destape empezó a involucionar. En su última sesión fotográfica escasa de ropita (Maxim, 2005), la Ale mostró muchísimo menos que en 1993 para Playboy, y encima las fotos debieron ser retocadas para borrar parte de la hemorragia de tatuajes. En 2007 se paseó "desnuda" por las calles del centro histórico de Ciudad de México para la grabación de un comercial, aunque en realidad vestía una tanga color carne indetectable para las cámaras. Como que la reciente pudibundez de la Guzmán se debe a que ahora hay que sujetar sus otrora firmes atributos para que no se chorreen ante los objetivos fotográficos…

Novios y escándalos

Alejandra Guzmán tiene la singular habilidad de enredarse en líos escalifragilísticoespialidosos, de los que suele salir magullada pero entera y con la valentía para afirmar: «Lo que no mata nos hace más fuertes.» Y su fuerza y energía para recobrarse son tan enormes y espontáneas como sus escándalos. Según ella afirma, perdió la virginidad a los 17 y no fue una experiencia del todo agradable. Contrariada, ensayó otra vez y la cosa le salió mejor (la experiencia, ni modo de volver a perder la doncellez). Con el tiempo y con encomiable perseverancia fue adquiriendo experiencia hasta doctorarse cum laude en la materia.

Recién estrenaba su primer disco cuando se peleó públicamente con otra experta, Paulina Rubio, por el hombre que con el que ambas compartían la alcoba –una a la vez–­, el ex 'Timbiriche' (y ex de Thalía) Erick Rubín, al que ambas le dedicaron sendas canciones: Mío (Paulina) y Hey, güera (Alejandra). Bueno, eso de los noviazgos compartidos no es cosa nueva en el mundo de la farándula, y superada la etapa de Erick cada una siguió coleccionando novios por su cuenta, aunque la Ale superó abrumadoramente a la Pau en cantidad. Lo de la calidad es muy discutible, pues se le conocen romances con vejetes verdes, tíos de malísimos antecedentes y no pocos masoquistas, pues el mal genio de Alejandra es tan público y notorio como su mal hábito de sonárselas a sus novios por quítame allá estas pajas. En 1991 y por un descuido o error de cálculo quedó embarazada de su entonces fugaz pareja, Pablo Moctezuma. En febrero de 1998 se casó con el empresario estadounidense Farrell Goodman, aunque la boda apenas duró pocos meses porque a su marido lo encarcelaron por tráfico de drogas, laburo que la recién casada jura que desconocía por completo. Es muy probable que ni la propia Alejandra recuerde la lista de novios que tuvo antes y después de su único matrimonio, entre quienes se cuentan, además de los ya citados, Ricky Martin, Mauricio Robles, Archy Lanfranco, Roberto Palazuelos, Cristian Castro y Leonardo de Lozanne. Lo del jacuzzi con Luis Miguel (también ex de Thalía)¹ no está del todo claro, pues sobre esa experiencia Ale sólo comentó a la prensa: «Ni modo de decirles que él no está buenísimo…» ¿el jacuzzi o el solecito?

Alejandra y el masoquista del Gerardito
Alejandra y el masoquista del Gerardito

Dios los cría y ellos se juntan

El único de la lista que más o menos interesó a la prensa chismosa fue Gerardo Gómez de la Borbolla, un jovenazo bastante menor que la Ale, en quien la cantante pareció encontrar la estabilidad sentimental por lo LP² del noviazgo. Ese fue, además, uno de esos grandes idilios que dan mucho para escribir, con feroces pleitos, sonadas separaciones (con nuevas parejas en el intermezzo) y libidinosísimas reconciliaciones, en una de las cuales se filmaron un video íntimo triple equis que dio la vuelta al mundo en internet. En 2004 Ale perdió el bebé que esperaba de Gerardo, y como consecuencia de ese aborto se sumió en una depresión tan profunda que no paró de beber y drogarse por un mes. Tras su enésima recuperación, la cantante declaró que sólo esperaba que el Gerardito arregle algunas cuentas con la justicia (simples fraudes, falsificación de documentos y robo de autos) para perpetrar matrimonio por segunda vez e incluso embarazarse de él de nueva cuenta. Mientras el muchachón arreglaba sus problemas, la vida siguió para la pareja alternando memorables chaca-chacas con los espeluznantes ratos de amokoscisia de la diva tatuada. Amokoscisia es lo mismo que sadismo, aunque suena más bonito, y quien padece sus consecuencias y disfruta con ellas es un perfecto masoquista, como el Gerardito. Diremos, a favor del antedicho, que pese a sus oscuros antecedentes era un gentilhombre a carta cabal y nunca admitió las soberanas golpizas que le metía la Ale cada vez que se le cruzaban los

cables, y mucho menos que las vapuleadas le gustaban a rabiar. En la última, que le dejó la cara llena de arañazos, le echó la culpa a una gata que a la prensa le pareció pantera. C'est la vie: nunca falta un roto para un descosido, aunque finalmente, tras su última separación, se olvidaron de la reconciliación y cada degeneradito siguió su caminito.

Drogas y alcohol

Después de Gerardo la prensa chismosa pareció perder el interés en los novios de la Ale, limitándose a citarlos por su orden de aparición en la vida de la cantante: «el 87» o el «429», hasta que perdió la cuenta por lo rutinario y aburrido del asunto. Total, la Ale siempre ha sido fuente exuberante de escándalos tremebundos, que se venden como pan caliente a un público patológicamente ávido de noticias escabrosas: ¿por qué ella despidió a su representante Alfredo Castellanos?... ¿Cómo la demandó éste en represalia?... ¿Intentó Ale apuñalar a un ex novio, borracha como una cuba?... ¿No estaría también drogada?

Que durante años la diva abusó de las drogas y el alcohol era vox populi. La noticia era lo que hacía bajo sus efectos, como tratar rudamente y hasta golpear no sólo a sus colaboradores, sino también al periodista que se ponía muy preguntón o al fotógrafo que la retrataba de abajo arriba sin su consentimiento, porque el permiso para publicar las pantaletas cuesta, y a lo Sharon Stone cuesta más. Llegó un momento en el que algunos empresarios optaron por no contratarla porque no llegaba a sus compromisos artísticos o, si lo hacía, se presentaba en deplorables condiciones. Por largo tiempo ella negó su drogodependencia, pero en 1997, en el programa de Cristina Saralegui, admitió haberla padecido y afirmó haberla superado, aunque se sabe que posteriormente flaqueó y recayó

varias veces. Ya citamos que tras su aborto de 2004 se sumió en una depresión tan profunda que no paró de beber y drogarse por un mes. En 2008 desapareció misteriosamente, precisamente cuando su hija adolescente Frida Sofía más la necesitaba. Luego se supo que se había internado por decisión propia en una clínica de rehabilitación de drogas, precisamente para restablecerse y poder atender a Frida, que estaba siguiendo con mucha diligencia el mal ejemplo materno.

El último galán

A principios de 2009 la prensa cotorra volvió a interesarse en la vida sentimental de la cantante, simplemente porque su nuevo novio era quince años menor que ella, diferencia de edad bastante más notable que la de algunas de sus parejas anteriores, incluido el famoso Gerardito. El pichoncito de marras era un instructor físico de Miami, libanés, fortachón y muy carita, que los reporterillos rosa llamaron “el Cuchucientos”, ya que habían perdido las estadísticas amatorias de la voluble artista. El muchachón llevaba un ritmo de vida relativamente modesto hasta que apareció la Ale para renovarle el guardarropa, alhajarlo y regalarle un Lamborghini naranja a cambio de unos buenos cuchi-cuchis. De día se paseaban agarraditos de la mano por la cálida South Beach, comiéndose mutuamente a besos o comiendo helado para enfriar las hormonas exaltadas. A veces los acompañaba Frida con su último novio, mientras Cuchucientos regalaba a los paparazzi sonrisas de oreja a oreja. De noche, el susodicho pagaba con cuerpomático su parte

Ale y el Cuchucientos asoleándose en una playa de Miami
Ale y el Cuchucientos asoleándose en una playa de Miami

de la renta del lujoso departamento que ambos compartían en Miami Beach. Todo relativamente normal, aunque los periodistoides del cotilleo se empeñaron en insinuar que había algo patológico en la diferencia de edades de la pareja, como que la Ale padecía de efebofilia y anisonogamia, y el Cuchucientos de cronofilia y graofilia. Pobres reporterillos voyeuristas que sólo ven la paja en el ojo ajeno e ignoran su propia erotolalia y estigmatofilia, palabrejas que seguro que no han escuchado en su vida. Y nosotros tampoco, aunque nos hacen quedar fantástico y recalcan la contundente diferencia entre nosotros y esos ignorantones de la noticia frívola que se van por lo insustancial sin analizar el trasfondo, que es lo que nos proponemos hacer con nuestra habitual objetividad, sagacidad y profundidad investigativa. Para empezar, preguntamos: ¿qué miércoles les importa si la doña se acuesta con un chamaco? ¿Qué tiene de reprochable, interesante, novedoso o morboso que una matrona que ya ronda la media centuria se entretenga con un sex toy de carne y hueso, ambos frescos (la carne y el hueso)? Miren, nada más, a Catherine Deneuve, Demi Moore, Charlotte Rampling, Mariah Carey, Sharon Stone, Madonna, Susan Sarandon, Joan Collins, Sadie Frost, Francesca Amis, Halle Berry, Yuri, Moria Casán, Maribel Guardia, la hoy abandonada Laura Bozzo y un largo etcétera de señoras, algunas ya bien erosionadas por los siglos de los siglos (amén), todas felices con sus jóvenes parejas. Según el doctor Agapito Freud, bisbiritataranieto de Sigmund, las mujeres mayores tienen la fantasía de que llevarse a la cama a un semental en su mejor etapa hormonal les inyectará energía y lozanía. Suena bien y hasta rima, aunque sospechamos que la revitalización, transfusión o vampirismo

Ale y el Cuchucientos se apapachan bien rrrico
Ale y el Cuchucientos se apapachan bien rrrico

energético no suele durar mucho, pues, por lo regular, los garañones necesitan más de lo que ellas, a su respetable edad, pueden recibir. Siguiendo esta línea de sesudas lucubraciones, nos late que la Ale que antaño declaraba: «en la cama soy un volcán», hoy en día tiene erupciones más tibias por insuficiencia de magma. También nos late que más de una vez sorprendió al Cuchucientos mirando de reojo las firmes y rozagantes partes redonditas de las jovencitas. Que celosa de esas miradas concupiscentes a las citadas partes de las féminas con pocos abriles, se comparó en el espejo, en privado y a calzón quitao, y notó que las leyes de Newton no perdonan. Comprobado lo anterior, decidió hacer trampa con la ayuda de un cirujano plástico. A veces la cosa resulta. A veces no, como les ocurrió a Lucha Villa, Rossy Mendoza, Lucila Mariscal y muchas más. En fin, por amor al Cuchucientos, Alejandra le dio vuelta a la ruleta rusa…

La “doctora” Valentina de Albornoz
La “doctora” Valentina de Albornoz

… Y el tiro le salió por la culata

La cantante tenía cinco años acudiendo a una de las clínicas de la “doctora” Blanca Isabel Valentina Albornoz Peña (Valentina de Albornoz para los cuates), donde se hacía varios tratamientos “revitalizadores” y “rejuvenecedores”, bótox incluido, de cuyos resultados no estaba muy satisfecha. Como ella, varias famosas o esposas de personajes públicos habían tenido experiencias poco satisfactorias con la Albornoz, pero no decían nada para que no se hable de ellas. Pese a los chismes, en los que incluso se la apodaba como La mutiladora, había un poderoso aparato mediático detrás de Valentina: radio, televisión y revistas hablaban maravillas de ella a cambio de recibir sus jugosos contratos publicitarios o “tratamientos” gratis. Con la mayor caradura, Valentina denunciaba a los charlatanes de la belleza, ponderaba sus propios procedimientos embellecedores como la panacea científica y alardeaba de su lista de “pacientes”, que incluía a famosos como Roxana Castellanos, Fabián Lavalle y la propia mamá de Alejandra, Silvia. No sólo sonaba convincente. La mutiladora también tenía a su servicio a un puñado de matasanos –los encargados de meter cuchillo– que le conferían cierta aura de profesionalidad a sus prácticas, aunque sus nombres eran convenientemente eclipsados por la omnipresente figura de la Valentina, así nadie se hacía preguntas acerca de las calificaciones científicas y éticas de sus medicastros.

El matadero donde la 'Mutiladora' se llenaba de dinero (foto: Notimex)
El matadero donde la 'Mutiladora' se llenaba de dinero (foto: Notimex)

Valeria era peor que la serpiente del Edén. Cada vez que “atendía” a la cantante, le susurraba al oído con voz hipnótica y sibilina: «Alejandritaaa, ya es tiempo de sssubir el pandero»; le insinuaba: «Con mi tratamiento levantapompisss te verásss de 20»; la seducía: «Te las dejo igualitasss que las de JLo»; la tentaba: «Te cobro barato, dos nalgasss por el precio de unaaa», hasta que la convenció: «El Cuchucientosss se arrebatará con tu nuevo cucu y de querrá más y más máss másss mássss másssss»3.  

¡Bingo!

Deprimida tras la prueba del espejo, persuadida por tanta insistencia y por el presupuesto prêt à porter de la intervención, y más que nada deseosa de hacerle un bonito regalo al Cuchucientos

–como reconoció más tarde–, Alejandra accedió. Total, ¿qué más daba una cirugía más? Sin ser adicta del quirófano, como otras famosas, la cantante ya había pasado por él al menos una docena de veces para hacerse varios sutiles arreglitos en nariz, pómulos, mentón, labios, parachoques anteriores y muy probablemente una liposucción. Ella siempre ha negado la mayoría de estas

Las víctimas de la 'Mutiladora' y nalguicida Valentina Albornoz
Las víctimas de la 'Mutiladora' y nalguicida Valentina Albornoz

operaciones, y sólo ha reconocido las cinco del busto: la primera para achicárselo, la segunda y tercera para aumentárselo, y las dos restantes para extirparle sendos quistes malignos. La sexta (según su cuenta), en lista de espera, iba a ser para reconstruir el seno afectado por las dos últimas (siempre según su cuenta), aunque finalmente cambió prioridades, se decidió por embellecer los amortiguadores traseros y en abril de 2009 se hizo la intervención en la “clínica” Valentina Medicina Estética, propiedad de la Albornoz. Y el tiro le salió por la culata, dicho sin mucha metáfora. Primero rompió con el novio. Luego vinieron la feroz infección en la zona sacroilíaca que amenazó con subírsele hasta el cerebro, la cancelación de su agenda que incluía una presentación en Los Ángeles y una promoción en una estación de radio estadounidense, la intervención de cuatro horas para sacarle de las nachas la cochambre que le habían inyectado, y la subsecuente factura de los médicos que la remendaron, amén de gastos menudos como quirófano, anestesia, laboratorio, atención postoperatoria, cámara hiperbárica para acelerar la cicatrización, etceterísima. Y todavía hay que ver si no requerirá otra intervención, pues sólo se le pudo extraer el 90% del bloque de tejidos enfermos, del tamaño y consistencia de un ladrillo, que abarcaba desde la espalda baja a la altura del cóccix hasta los laterales de sus glúteos. El 10% de ese material no se pudo extirpar porque estaba impregnado en partes nobles, como la piel, y lo peor es que el feo

¿No la reconocen? Es Alejandra, allá por los años 80, antes de los tatuajes y los quirófanos
¿No la reconocen? Es Alejandra, allá por los años 80, antes de los tatuajes y los quirófanos

tatuaje de su antiguamente precioso trasero sigue invicto. Una vez terminado el proceso de recuperación, los médicos deberán comprobar que no haya complicaciones a nivel de los tejidos, que no queden deformidades (¿se imaginan la cola de la Ale con la cara de Lyn May?) y que no se requiera un injerto para reponer lo removido.

Justicia para las nalgas de Alejandra

La tacañería le salió recontra cara: medio millón de dólares en gastos médicos y otro tanto en pérdidas por conciertos cancelados, es decir, un millón redondito que la Ale está demandando a la Albornoz.

Por los días en que la cantante era operada de emergencia, la Mutiladora fue apresada por las denuncias previas de otras víctimas de sus “tratamientos”. Hoy enfrenta cargos por los delitos de lesiones agravadas, prácticas contra la salud, fraude, asociación delictuosa y complicidad por violación. Algunas de las denunciantes presentan deformaciones irreversibles en labios, rostro, glúteos y otros lugares donde les fueron aplicados los funestos rellenos, muchas veces por la propia Valentina, a la que le encantaba vestir de médico aunque nunca estudió medicina. Para rematar, se ha comprobado fehacientemente que la “doctora” a duras penas tiene un certificado de preparatoria, lo que no la califica ni para recetar una aspirina, y mucho menos para perpetrar los tratamientos invasivos descritos en su web (www.elrefugiodelosangeles.com), que ya tuvo la precaución de hacer desaparecer de la red. Hasta ahora la pseudocirujana se había salvado gracias al silencio de muchas de sus víctimas –temerosas del qué dirán o amedrentadas por su verdugo– y al poderoso caballero don dinero, con que la Mutiladora compraba conciencias. Pero esta vez se metió con un trasero demasiado famoso, y que pese al horrendo tattoo tiene miles de fanáticos que dieron el grito en el cielo por el nachicidio

vía tele, radio, periódicos e internet. Cuando lo reciba, el millón de dólares aliviará las tribulaciones pasadas por la artista, le hará justicia y demostrará, como siempre, que la Ley favorece a los ciudadanos VIP4. La historia es la misma en todo el continente, desde siempre y de arriba abajo: a fines de noviembre pasado falleció la modelo y miss Argentina 1994 Solange Magnano, tras una intervención similar a la de la Ale, lo que puso a trabajar a la justicia con asombrosa celeridad.

Moraleja de la historia

Valentina de Albornoz es la versión corregida y aumentada de muchos casos recientes, pese a los cuales la gente no aprende. En 2002 fue apresada la estilista guadalajarense y supuesta doctora Miriam Yuki Gaona Padilla, más conocida como La matabellas, que inyectó a muchas personas en diversas partes del cuerpo con silicón industrial, aceite automotor, aceite para bebés y otros peligrosos mejunjes; hoy en día sus víctimas siguen padeciendo las consecuencias de esas barbaridades. También en 2002 se produjo el caso del cirujano plástico peruano Max Álvarez, conocido por sus operaciones a figuras de la farándula, quien durmió y violó a varias de sus

pacientes, delito que hoy se imputa a cierto mediquillo que trabajaba con la Albornoz. Sin ir muy lejos, hace poco le retiraron la licencia al cirujano neoyorquino Brad J. Jacobs, especialista en pompis, tras comprobársele negligencia absoluta, incompetencia, inmoralidad (3X con consumo de drogas), omisión de los registros de sus intervenciones y más irregularidades similares a las de las “clínicas” de Valentina, que carecían de licencias y usaban productos de belleza falsificados o vencidos.

La moraleja de estas historias no es que se deban evitar las intervenciones plásticas. Quien piense que un arreglito cosmético va a lograr que se vea mejor o más joven, o que elevará su autoestima y autoconfianza, muy probablemente obtendrá esos resultados de una correcta intervención. La primera enseñanza de las petacas de la Ale es que uno debe poner sus cinco sentidos a la hora de elegir al cirujano estético en cuyas manos va a confiar la transformación que anhela. El facultativo debe estar debidamente calificado como médico y como especialista en cirugía plástica y reconstructiva, y exhibir públicamente sus correspondientes acreditaciones. La experiencia también es importante, aunque lo es más el procedimiento que va a utilizar. Éste debe ser comprobadamente seguro y debe haberse realizado por un lapso suficiente para demostrar que no implica ningún futuro posible riesgo para la salud, como ocurrió en la década de los 90 con los implantes mamarios de gel de silicona. La segunda lección consiste en desconfiar de los tratamientos sospechosamente baratos o milagrosos, los ambulatorios que ofrecen “los mismos resultados que una cirugía plástica”, o las terapias de exótico prefijo (aroma-, ayuno-, orino-, fito-, foto-, lumino-, magneto-, placebo-), porque muy probablemente quien las proporciona es un charlatán o hasta un médico bribón que carece de la debida calificación y puede arruinar tu vida con un mal resultado.

El retorno de la Ale

Al margen de los juicios, los seis meses de antibióticos que todavía le esperan, los chequeos de rigor para constatar que el proceso post operatorio progresa correctamente, etcétera, lo bueno es que la Ale, casi totalmente recuperada, ya reapareció en público. A principios de noviembre pasado la vimos en la gala de los Grammy Latinos, donde subió al escenario para participar en el

anuncio y la entrega de uno de los premios, y recibió una ovación cerrada por parte del público. El mismo mes inició su gira ‘Única’, con decorados y vestuario inéditos, efectos visuales espectaculares, música cuadrafónica y un toque exótico con sonidos de caracoles y aromas de incienso, todo combinado con su voz sensual y seductora, única y eternamente bella. Y ‘Única’ es un show deslumbrante, cautivante, que literalmente sumerge en él al espectador y lo distrae de los movimientos de la cantante, sensuales aunque un poquitín reposados, y el meneo de colita, algo rígido y acaso todavía un poquitín doloroso. Lo importante, haciendo un balance general, es que la Ale volvió y está triunfando, como suele hacer después de cada resbalón, pues «nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en haberse levantado después de cada caída», según decía el profe Confucio. Alejandra prefiere decir que «lo que no te mata, te hace más fuerte», que es una sentencia prestada de Nietzsche y le queda como anillo al dedo a su voluntad y perseverancia.

Cerramos este reportaje a lo bonzo elogiando otra virtud de la artista: su ejemplar altruismo. Lo demostró muchas veces y lo reafirmó en 2006 creando un fondo nutrido con un porcentaje de sus ingresos, destinado a programas de rehabilitación del alcohol y las drogas. Ahora se propone

establecer una fundación para ayudar a las personas afectadas por malas prácticas estéticas y «a todos los que han muerto por no tener dinero» para revertirlas, según sus propias palabras. Teniendo en cuenta que tan sólo el departamento de Cirugía Reconstructiva del Hospital General de México recibe anualmente 500 casos de complicaciones por cirugías plásticas mal practicadas, su contribución para esta nueva causa le va costar harta feria, lo que demuestra que la cantante tiene un corazón más grande que sus sufridas nachas.

Y colorín colorado, este cuento no se ha acabado. A sus 42 años y pese a tener menos magma que hace veinte, el volcán no se ha apagado. Al contrario. Pese a sus varios y conocidos problemas de salud, Alejandra está vivita y coleando. Quizás más lo primero que lo segundo, pero seguro que la colita se restablecerá y pronto la veremos electrizando a sus fans y ventilando a la orquesta a nalgada limpia. Sitios oficiales y no tanto: www.aleguzman.com, www.laguzman.com, www.alejandraguzman.net, www.objetivolaguzman.com, www.caosguzman.com.mx, http://miramealejandraguzman.blogspot.com, www.alejandraguzmanonline.com.mx

(¹) Y ex de Yuri, Lucero, Mariana Yazbek, Lucía Méndez, Sofía Vergara, Isabela Camil, Patricia Manterola, Alicia Machado, Stephanie Salas, Daisy Fuentes, Ninel Conde, Luz Elena González, Adriana Fonseca, Erika Buenfil, Kate del Castillo, Mariah Carey, Mirka Dellanos, etc., etc., etc., etc., etc., etc. A su vez, el ex timbiriche Diego Shoening, antes de sentar cabeza y casarse con Mónica Vélez (quien no pertenece al medio del espectáculo) fue novio de Bibi Gaytán, Silvia Campos, Susan Tauton, Paulina Rubio, Thalía y Andrea Legarreta. Estas últimas tres, asimismo, salieron con su compañero de grupo Erik Rubín, quien agregó en su haber a Adriana Lavat y Alejandra Guzmán, hasta que decidió compartir su vida al lado de Andrea Legarreta desde hace cinco años, con la que tiene dos niñas.

(²) Larga duración, sigla que se usaba en los tiempos de los discos de vinilo, que muchos jóvenes relacionan con los Picapiedras.

(3) © By La Sonora Dinamita (al César lo que es del Sésssar)

(4) Al cierre de CORONAlatina de diciembre (2009), la justicia había detenido a diez personas por el nalguicidio a la Ale: la Albornoz, el médico que aplicó las inyecciones (capturado y deportado a México por las autoridades de EEUU) y ocho empleados de la empresa productora de la substancia inyectada. Por las más de 400 mujeres asesinadas en los alrededores de Ciudad Juárez, no hay un solo detenido.

JUNIO 2008

CORONAlatina recién tenía dos meses de vida cuando, aprovechando que Jenni Rivera es vecina nuestra, nuestro editor –que babea por ella– se ofreció "espontáneamente" para entrevistarla y darse el gustazo de conocerla personalmente. ¡Cómo vuela el tiempo! La entrevista, publicada en nuestra edición de junio de 2008, como que ya está obsoleta y require una pronta actualización. No problem. Nuestro editor, gustoso, se ha ofrecido como voluntario para repetir la experiencia. Así que ya saben, si la diva accede, muy pronto volveremos a saber de ella.

Entrevista indiscreta a Jenni Rivera

Jenni Rivera nació y estudió en Estados Unidos, y desde su infancia se sintió atraída por diversas propuestas musicales, desde el pop y el rap hasta la música romántica de Celine Dion, Barbra Streisand y Whitney Houston. Se graduó en administración de empresas y es licenciada en bienes raíces, actividad que ejerce simultáneamente con la musical, en la que se ha consagrado como la Diva de la banda, La primera dama del corrido pesado, Reina de la música mexicana Estados Unidos y, para abreviar, Reina de reinas.

La estirpe artística le viene en lo genes, pues es hija del legendario orfebre del corrido Pedro Rivera y de la no menos famosa Rosa Rivera. Talis pater, talis filius, dice el adagio latino, y se corrobora en esta familia donde los hermanos Rivera –Jenni, Lupillo, Gustavo– llevan la música y la sensibili-dad artística en la sangre.

Y la joven y talentosa Jenni se destaca por su talento y por su estilo propio, auténtico y atrevido, que la ha convertido en la intérprete femenina de más repercusión en los géneros de banda y de música norteña. ¿Quién mejor que la intérprete de La malandrina, Se las voy a dar a otro, Mi vida loca y tantos otros celebrados éxitos, para ser elegida como la 'Chica Corona' de junio [de 2008]? Web sites oficiales (como cantante): www.jenniriveramusic.com, www.myspace.com/jenni

riveramusica; de sus negocios: www.divinarealty.com, www.myspace.com/divinacosmetics.  

La entrevista

La Diva de las bandas, Jenni Rivera, me recibió en las oficinas de Corona de su empresa, Divina Realty (701 W 6th St). Su despacho es un reflejo de su personalidad: cálido y acogedor, elegante pero sin ostentación.

No es común ver que una diva sea a la vez una exitosa y ocupadísima mujer de negocios. Y ese es el caso de Jenni, atareada con tantas llamadas telefónicas y consultas de sus asociados que me siento apremiado a "atacar" con mis profundas preguntas filosóficas:

Jenni ¿te gusta realmente ser cantante?

Si, me encanta ser cantante. Al ser cantante eres actriz (una actuación diferente en cada canción)... eres, además, terapista y psicóloga... y muchas cosas más.

¿Te imaginas haciendo otra cosa además de esta sufrida carrera?

Soy empresaria, aunque también me habría gustado ser otras cosas, como maestra. Lo que más me gustaría ser, si no fuera cantante, es hablar y enseñar en conferencias de mujeres abusadas, sufridas. Poder ayudar directamente.

Pese a ser la indiscutible Diva de la banda, ¿en qué otro género musical te gustaría incursionar?

¿Otro género musical? Siendo amante de la música en general, sería interesante grabar en todos los estilos. De preferencia el pop y el mariachi.

En su sitio web, Univisión te califica como controversial, insolente y dura con los hombres. ¿También les pegas?

(Con semblante ceñudo): Sólo en defensa propia.

¿Es verdad que eres "Parrandera, rebelde y atrevida"?

¿Parrandera, rebelde y atrevida? TODO. Rebelde en contra de las injusticias y las cosas que no me gustan... cuando soy atacada... y cuando es necesario que escuchen mi punto de vista. Atrevida... me atrevo a todo... a sufrir... a levantarme después de una caída... a amar... a herir... a llorar y a reír... a salir adelante. Parrandera...si tuviera más tiempo sería MUY parrandera... pero mi trabajo no me lo permite.

¿Eres supersticiosa?

Para nada. Me guío más por lo espiritual, aunque mis 'instintos' me dicen mucho y estoy aprendiendo a escucharlos.

¿De qué lado de la cama duermes?

Del lado izquierdo de la cama.

¿Qué te pones para dormir?

(Mirada pícara): Depende de si duermo sola o acompañada. Por lo general, una camiseta y unos pantalones o shorts de pijama.

¿Con qué pie te bajas de la cama?

Piso con el pie izquierdo al bajarme. (Definitivamente, NO es supersticiosa.)

¿Qué parte del físico de un hombre te gusta más?

Lo primero que veo físicamente en un hombre es su cara... sobre todo sus OJOS.

(El entrevistador, poniendo mirada de Brad Pitt): ¿En qué te fijas en segundo lugar?

Lo segundo que veo en un hombre es su pecho.

(El entrevistador, sacando pecho): ¿Y qué crees que es lo primero que los hombres ven en ti?

Lo que yo creo que los hombres ven en mí son los ojos.

(El entrevistador no se lo cree, teniendo a la vista semejante monumento de mujer, pero sigue preguntando, impertérrito): ¿Y lo segundo?

Lo segundo que ven en mí es mi sonrisa. (Preciosa sonrisa de Mona Lisa.)

(El audaz entrevistador, examinándola de arriba abajo, insiste): ¿Y todo eso es tuyo natural?

(Fulminando al entrevistador con la mirada): ¿Que si todo esto es mío? Si yo lo tengo o si lo compré, ¡ES MÍO!

(Cambiando de tema para no enfadarla más): ¿Eres vanidosa?

¿Vanidosa? Moderadamente... pero sí.

¿Cómo estás de amores?

(Con expresión radiante): ¿Cómo ando de amores? Pues MUY bien.

(Baldazo de agua fría para el entrevistador tenorio): ¿Eres feliz?

(Medita, suspira, vuelve a meditar): ¿Soy feliz? A pesar de todo, SÍ.

¿Volverías a "perpetrar" matrimonio?

 ¿Creo en el matrimonio? ¿Me volvería a casar? ¡POR SUPUESTO! (Concluye enfatizando): El matrimonio puede ser muy bonito si es con la persona correcta.

GALERÍA DE LA DIVA

MARZO 2008

Shakira: voz, talento y belleza

Con su alocada danza del vientre Shakira pone bizco

a medio mundo y tiene al mundo a sus pies

Desde muy temprana edad, Shakira¹ Isabel Mebarak Ripoll, nacida en Barranquilla (Colombia) el 2 de febrero de 1977, se sintió fuertemente atraída por la música. A los ocho años compuso su primera canción, Tus gafas oscuras. En 1988 participó en el concurso televisivo Buscando artista infantil de la cadena regional colombiana Telecaribe, que ganó durante tres años consecutivos. Curiosamente, a los diez años fue rechazada para el coro de su escuela por su pronunciado vibrato, que la hacía sobresalir entre sus compañeras. Entre los diez y los trece años se dio a conocer fuera de su natal Barranquilla participando en distintos festivales y trabajando con una productora teatral. A los trece grabó su primer disco, Magia, y a los quince el segundo, Peligro, que pese a su escasa acogida ya anunciaban un diamante listo para pulir.

Salto a la fama 

En 1993 representó a Colombia en el Festival de Viña del Mar con la canción de su autoría Eres (v. video, más abajo), con la que se ganó una gaviota de plata. En 1995, Sony Colombia –sello que grabó sus primeras dos producciones– pidió su autorización para incluir un tema de Magia o de Peligro en el disco recopilatorio de éxitos de artistas colombianos Nuestro rock. Shakira se negó y compuso una nueva canción para ese álbum: ¿Dónde estás corazón?, que en un santiamén se convirtió en un hit dentro y fuera de Colombia.

El ÉXITO con mayúsculas le sonrió a los dieciocho años con Pies descalzos (1995), que vendió cinco millones de copias y la catapultó al estrellato. Los radioyentes estaban hechizados con su voz impresionante, sus exóticas melodías y la originalidad de sus letras. Con esa producción Shakira recorrió toda Latinoamérica y en 1997 fue reconocida como Mejor Artista Femenina y Revelación con el premio Lo Nuestro. Al terminar la promoción de Pies descalzos inició un romance con el actor puertorriqueño y mala pécora Osvaldo Ríos, al mismo tiempo que preparaba su siguiente producción, ¿Dónde están los ladrones?, cuyo productor fue Emilio Estefan. Ese disco fue otro exitazo por el que se

le otorgó el galardón al Mejor Álbum y Mejor Artista de Lo Nuestro 1999, presea que volvió a recibir al año siguiente. Como a rey muerto, rey puesto, tras su separación del abusón Osvaldo (el golpeador de mujeres le llevaba 17 años), en 2000 la cantante se arrejuntó a Antonio de la Rúa, noviazgo que dura hasta hoy, pese a las reiteradas y comprobadas infidelidades del hijo del ex presidente argentino Fernando de la Rúa. Algo ha de tener el Tony que, encima de tolerar sus travesurillas, la Shaki le ha confiado la administración de su fortuna personal, que no ha de ser ningún moco de pavo con más de 30 millones de discos vendidos en todo el mundo y un promedio de 3.5 millones de dólares por cada contrato publicitario (Nokia, Pepsi, Reebook, Seat, Puig, etc.).

Chismes aparte, Shakira debutó en el mercado anglosajón en 2001 con Laundry Service. Con éxitos como Whenever, wherever, Underneath your clothes y Objetion (Tango), esta producción vendió más de diecisiete millones de copias a nivel mundial. Tras la publicación en 2002 del recopilatorio Grandes éxitos, el público tuvo que esperar cuatro años para volver a oír canciones inéditas de Shakira, y las escuchó por partida doble con dos producciones, una en español y otra en inglés: Fijación oral Vol. 1 y Oral fixation Vol. 2.

Actualmente Shakira se encuentra alejada del mundo en su finca La colorada, en Uruguay, donde está descansando (junto con el Tony) e inspirándose para su próximo proyecto musical, de cuyos detalles mantendremos informados a los lectores de CORONAlatina².

Sensibilidad social

Shakira es una mujer de profunda sensibilidad social. En 1995 creó la Fundación Pies Descalzos (www.fundacionpiesdescalzos.com) con el propósito de brindar oportunidades para los niños víctimas de la violencia en Colombia. En 2006 fue cofundadora –junto con Maná, Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra y Juanes– de la fundación América Latina en Acción Solidaria-Alas (www.fundacionalas.org), destinada a luchar contra la pobreza en Latinoamérica. Por su altruismo, ese mismo año recibió una mención honorífica de la ONU. En 2007 participó junto con otras luminarias en el festival ecologista Live Earth celebrado en Hamburgo, Alemania.

Por su talento y belleza (y seguro que también por su famoso movimiento de caderas), fue la primera cantante latina invitada a actuar en la ceremonia final de la Copa Mundial de la FIFA (Alemania 2006), la primera cantante latina en interpretar un tema musical en español durante la ceremonia de los MTV Video Music Awards (2006) y la primera en un montón de cosas más que le han valido que se le erija un monumento en su honor en su natal Barranquilla, y la elección como la 'Chica Corona’ del mes de esta revista.

(¹) En el idioma árabe, Shakira significa “llena de gracia”; en indio quiere decir “diosa de la luz”.

(²) El disco de marras fue Loba/She Wolf, cuyo nivel de ventas no satisfizo nadita a la Shaki, pese a que muchas artistas latinas se habrían dado por felices con la mitad de las ventas de este álbum (v. el comentario publicado en agosto de 2010). Si en algo falló Loba, la mitad de la culpa es del Tony, encerrado con la colombianita en su finca en Uruguay y exigiendo danza del vientre horizontal. La otra mitad es de la Shaki, por dársela. ¿Quién puede trabajar así?

AGOSTO 2010

Shakira: la Reina del Mundial

No han pasado ni tres años desde que Shakira fue la ‘Chica Corona’ de nuestra revista, que otra vez se lleva el título, merecidisísimo por millones de razones. Para empezar, la primera vez que la elegimos ella llevaba vendidos 30 millones de discos. Hoy ya superó los 60 millones en todo el mundo, lo que hace de ella la artista latina más internacional. También es la más elogiada: su compatriota García-Márquez –todo un Nobel– ha alabado sin reparos las letras de sus canciones. La que todos quieren conocer: en febrero Obama la invitó a platicar un ratito en la desprestigiada Sala Oval (no se alarmen, el eterno novio de la diva, Antonio de la Rúa, estuvo presente). La que tiene más seguidores en Twitter: 2 millones¹ y en Facebook: 5 millones. Y la más galardonada, con más de 150 premios, entre ellos dos Grammy gringos y siete latinos.

Para Shakira, ser la primera en montones de cosas no es ninguna novedad. En 2006, fue la primera cantante latina en interpretar un tema musical en español durante la ceremonia de los MTV Video Music Awards. Ese mismo año fue la primera cantante latina invitada a actuar en la ceremonia final de la Copa Mundial de la FIFA (Alemania 2006). Cómo habrá encandilado a medio mundo con su voz entrecortada y sus movimientos de caderas, que la FIFA la volvió a invitar para Sudáfrica 2010, y seleccionó su tema Waka Waka (Esto es África) como himno oficial de la Copa. Si la antipática madrastra patria ganó el torneo, la simpática colombiana hizo suyo el título de Reina del Mundial, otorgado por los más de 700 millones² de televidentes que presenciaron la clausura del evento, en la que Shakira interpretó su tema junto con el grupo sudafricano Freshlyground.

Live Nation³ considera a Shakira como la artista más importante de su generación por su impacto global claramente consolidado, y la ubica entre los artistas más importantes del mundo. Según la revista Forbes, Shakira acaba de superar los $100 millones en ganancias y es la cuarta mujer más poderosa en la industria musical mundial. Pareciera que todo lo que la diva toca se convierte en oro. Bueno, casi. Su séptimo álbum de estudio, She Wolf en inglés o Loba en español (2009), “sólo” vendió 2.5 millones de discos y “apenas” ganó cuatro docenas de discos de oro y de platino, lo cual, para alguien acostumbrado a triunfar al 150% sin atenuantes, es la más depresiva de las calamidades. Para reponerse de ella, la Shaki ya nos tiene lista una nueva producción, Sale el Sol, cuyo lanzamiento se prevé para octubre próximo. La propia cantante define este álbum como el mejor toda su carrera, lo que significa que le ha dedicado una pizca de tiempo y de talento adicional a lo que en ella es habitualmente superlativo. Lo verás (o, mejor dicho, lo oirás) apenas aparezca el primer sencillo de esta nueva producción, Mi gordita, cantado a dúo con Calle 13.

Por lo dicho, lo sobreentendido y lo omitido, no cabe duda de la colombiana se merecía esta segunda elección como la ‘Chica Corona’ del mes, designación por la que se pelean todas las artistas desde el río Grande hasta la Patagonia.

Para saber más de Shakira puedes visitar www.shakira.com, http://es.shakira.com, www.myspace.com/shakira, http://twitter.com/shakira, www.facebook.com/shakira, www.shakiramania.net, www.shakirafanatic.blogspot y www.shakirarules.com. Encuentra aquí la letra de todas sus canciones.

(1) Shakira ha sido la persona número 46 a nivel mundial en lograr esa cifra, una verdadera proeza en una red con cien millones de usuarios.

(²) A esta cifra deben sumarse los cientos de millones que en los días siguientes siguieron viendo el acto de clausura por internet.

(³) Live Nation Entertainment es la empresa de entretenimiento más grande del mundo en promoción de conciertos y operaciones de recinto, patrocinio, venta de entradas (es dueña de Ticketmaster), comercio electrónico y gestión de artistas.

LAS 'CHICAS CORONA' DE 2011-12

Usualmente la ‘Chica Corona’ del mes es una sola y lo es sólo por un mes, pero las chuladas de Mi Lindo Apatzingán son la excepción. Son un montotón, están todas buenototas y empezaron a aterrizar en el Apatzingán de Corona en marzo de 2011. Aunque las chicas se han venido renovando porque las ingratas se nos han ido casando una tras otra, los managers del restaurante no nos han defraudado: cada nueva contratación es un bombón, un espectáculo para la vista y un regocijo para el corazón, siempre que no nos acompañe nuestra media naranja y nos agüe la fiesta. Resumiendo y concluyendo este breve introito, nos asalta la sospecha de que los dueños del Apatzingán también manejan una curtiembre, y que es de ahí de donde sacan tanto cuerazo de primerísima calidad. En fin, amigo lector, aquí te regalamos algunas de las fotos tomadas por nuestro fotógrafo, que vuelve bizco, babeante y ta-ta-ta-tartamudo a nuestra redacción cada vez que le toca sesión fotográfica con las antedichas muñecotas.

Fiesta de belleza estilo

Tierra Caliente

Por David Alvarado, gerente de

Mi Lindo Apatzingán

Apatzingán es famosa por sus tradiciones, su feria, su catedral, su comida y sus lindísimas mujeres, que suelen vestir shorts debido al clima cálido de la región, razón por la que se la conoce como Tierra Caliente. En Corona y Riverside hay dos rinconcitos de esa ciudad michoacana: los restaurantes Mi Lindo Apatzingán, ambos con la mejor selección de platillos y el mejor muestrario femenino estilo Tierra Caliente.

En el Apatzingán disfrutarás doblemente con el sabor tradicional y la belleza internacional de sus meseritas, como las chicas de la izquierda, pertenecientes a la primera hornada de chuladas que aterrizaron al restaurante de Corona el año pasado. Ellas son, de izquierda a derecha, la pechocha Vicky, alias la bandida, producto 100% apatzinguense; la guapisísima Yesenia, natural de Sonora; la gloriosa Gloria, nacida en Riverside; y la chaparrita Lizeth, fabricada con mucho esmero en Honduras, donde las cosas bonitas se dan en frasco pequeño, como los perfumes franceses.

La segunda generación

‘Sanduchito’ entre la primera camada y la actual, nuestra segunda generación de meseritas no se hizo de la noche a la mañana. Nanay. Se fue armando poquito a poco, con mucha paciencia y estricto criterio selectivo, a medida que las antiguas se matrimoniaban o se las llevaba algún productor de Hollywood. Con el mismo criterio de un director de cine armamos el cuarteto que aparece a la derecha de estas líneas, integrado desde la izquierda por Karen, Angélica, Rebeca y Mayra, todas en pantalón porque ya había llegado el invierno y no queríamos que se nos resfríen. Hasta sus nombres son angelicales –y ni hablar de sus seductoras sonrisas, y hubo más, como Cinthya, la guapita que aparece sentada debajo de estas líneas, a la izquierda (¡guau!, ¡guau!, ¡flaquita, tírame un huesito!)... Todas a punto de caramelo de arriba abajo... y por los cuatro puntos cardinales…

La nueva generación

Como pueden ver, estamos mejor que Star Trek, que sólo tuvo dos generaciones. Nosotros ya vamos por la tercera, y nuestras meseritas están mejor que las ‘tripulantas’ de los Enterprises de Kirk, Picard y más capitanes de la tv y el cine, es decir, el USS Enterprise XCV-330, el NX-01 y su prolífica prole: USS Enterprise NCC-1701, NCC-1701-A, B, C y etcétera hasta la J.

Nuestra ‘nueva generación’ es un poquitín ecléctica, pues en ella reaparecen una chica del primer equipo y sigue otra del segundo, a las que se añaden dos flamantes. Ellas son las monadas de la foto izquierda, que describimos en el orden habitual: Elvia, guerrerense de 28 añitos, signo géminis y amante del baile; Angélica, de 19 años, jalisciense, sagitariana y con una afición muy cara: el shopping; Gloria, nacida en Riverside bajo el signo de escorpión hace 21 añitos, a quien le gusta oír música (de todos los géneros, 

ópera incluida); y Yadira, 22 years old, signo Leo, natural de Guerrero y bailarina a tiempo completo. ¿No son unas reinas? 

Y recuerda que desde el pan hasta el flan,

todo es delicioso en Mi Lindo Apatzingán.

Por eso verán en nuestro zaguán,

desde una lujosa limosina

hasta el más humilde sedán. 

Y dentro del restorán,

regalando el paladar con nuestra cocina,

desde el cristiano hasta el musulmán,

del ejecutivo al guachimán,

del ricachón al pelafustán,

del curita al brahmán,

del sargento al capitán,

del japonés al alemán,

del diácono al capellán,

¡todos disfrutando en Mi Lindo Apazingán!

Tantán.